Kansas City se enorgullece de Salvador Pérez: “Vive para los grandes momentos”

Cada batazo que Salvador Pérez ha conectado esta temporada ha provocado una sonrisa en la gerencia y en el mánager Mike Matheny. Ven como un orgullo como el jugador que formaron y le entregaron el contrato más importante en la historia de los Kansas City Royals mantiene su crecimiento como pelotero.

Y, con el rendimiento de Pérez, hay muchos motivos para sentirse orgullosos. El careta ya tiene 43 cuadrangulares, por lo que pasará a la historia de las Grandes Ligas como la segunda mejor campaña en lo que respecta a los jonrones. Además, tiene 109 carreras remolcadas y con OPS de .858, por lo redondeará una soberbia zafra ofensiva.

“Sencillamente lo esperas. Sabes que este muchacho vive para estos momentos”, dijo el manager de los Reales, Mike Matheny al departamento de prensa de MLB. “Puede encontrar los espacios. Es un año especial”.

Es difícil poner en palabras la temporada que Pérez está teniendo.

Incluso cuando los Reales están fuera de competencia — 17 juegos detrás de los Medias Blancas, líderes de la División Central de la Liga Americana, antes del juego del martes ante Baltimore – su catcher de 31 años está logrando que esta racha sea algo imperdible. Especialmente porque normalmente actúa en una posición que tiene tanto desgaste, que el aporte ofensivo disminuye a medida que pasa el calendario.

Sin embargo, Salvador Pérez ha ligado para .275 con 22 estacazos y OPS de .953 en la segunda mitad de la zafra. Según declaró el venezolano, ninguna de las conexiones que provocaron esos números las buscó, porque su enfoque en el plato es nunca forzar una situación.

“En serio, no trato de hacer demasiado”, dijo Pérez. “Cuando pienso demasiado, cuando me presiono demasiado, como, ‘Necesitamos un jonrón aquí’, no creo que las cosas vayan bien. Solo llego al plato y trato de hacer mi trabajo. Esa es mi responsabilidad, mi trabajo es traer compañeros al plato”.

También manejar al cuerpo de lanzadores, controlar a los corredores rivales y todas funciones de un receptor. Esas también las ejecuta a la perfección, por lo que en Kansas City están confiados en que tomaron una buena decisión cuando extendieron el contrato de Salvador Pérez antes de iniciar el 2021.

Salvador Pérez cosecha lo que sembró desde 2019

Verlo conectar todos esos batazos y brillar detrás del plato en 2021 es motivo de orgullo en Kansas City, pero es algo que empezó a sembrar en 2019. Porque desde hace tiempo que el venezolano se había establecido como uno de los mejores cátchers del beisbol, con múltiples apariciones en el Juego de las Estrellas y premios individuales suficientes para armar una carrera exitosa.

Luego sucedió lo impensable. Al año siguiente, Pérez fue diagnosticado con un desgarre en el ligamento del brazo con el que lanza en el entrenamiento de primavera y lo llevó a perderse toda la temporada.

Pérez estaba listo para reaparecer en la abreviada temporada debido a la pandemia en 2020. Tuvo el mejor promedio de su carrera de .333, con 11 jonrones y 32 remolcadas, presagiando lo que sería esta temporada.

Más allá de ese sprint de 37 juegos, Pérez se preparó a tope durante los meses de invierno. Y ahora ve los frutos de todo ese esfuerzo, con su mejor actuación individual en las Grandes Ligas.

“Esto tiene un gran significado”, dijo Pérez. “Soy consciente de todo mi arduo trabajo en el pasado invierno, desde octubre hasta el día que llegué a Arizona para el spring training. Si trabajas fuerte, vas a tener buenos resultados. Hay que ser consistente. Me puse a cuidar mi cuerpo y poder en las condiciones ideales para jugar”.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: Kansas City Royals

Botón volver arriba