Samir Nasri y su amistad en el Sevilla con Jorge Sampaoli

Muchos futbolistas buscan sentirse como alguien especial para su entrenador, buscan ser valorados. Así se sintió Samir Nasri en su etapa en el Sevilla con Jorge Sampaoli. Aunque quizás al extremo: tenía carta blanca para hacer lo que quisiera fuera de los terrenos de juego.

En sus redes sociales, el jugador del Anderlecht de la Primera División de Bélgica habló sobre su relación con el entrenador argentino. Éste último era quien lo dejaba hacer todas las cosas que él quisiera fuera de los terrenos de juego, porque tendría todo su apoyo.

“Tuve una relación de amistad con Sampaoli, fue un amigo, no un entrenador… Y con Juanma Lillo fue una relación de padre e hijo, ¡Me daban escalofríos al escuchar los discursos de Sampaoli en el vestuario y eso que yo no entendía el español!”, fueron las palabras del francés al referirse al entrenador argentino.

Samir Nasri, libre

“Sampaoli me quería tanto que me dijo: ‘Ven a nuestro equipo, puedes beber, salir en una discoteca, hacer lo que quieras y yo te cubriré frente al club. Sólo te pido que seas bueno en el campo el fin de semana. De hecho, si yo quería ir a ver a mi familia un fin de semana que no tuviera que jugar, Sampaoli me decía que él se encargaría de cuidarme al perro”, decretó Nasri a través de sus redes sociales

Además de eso, el francés dijo que en su momento ese equipo del Sevilla, por alrededor de seis meses, estuvo a la par o mejor que el Real Madrid y el Barcelona. “Teníamos uno de los mejores equipos de Europa, con Nzonzi, Vitolo, Jovetic, Sarabia, BenYedder, Adil Rami, Mariano… por seis meses fuimos tan fuertes como el Barcelona o el Madrid”.

Irregularidad en Los Ángeles

Otra de las cosas que reseño Samir Nasri a través de sus redes sociales, fue una situación que vivió en la ciudad de Los Ángeles. Según él, le arruinó la temporada por completo con el cuadro del Sevilla y en general.

“Lo que sucedió en Los Ángeles arruinó mi temporada. Era una inyección de vitaminas, legal y tenía una receta médica. La clínica me inyectó mucho más producto de lo esperado. Estaba destruido porque iba a ser sancionado por dos años”, dijo Nasri al verse comprometido en una situación bastante difícil.

“No quería jugar más después de eso. Incluso le dije a Sampaoli ‘déjame a un lado, es inútil’, pero el entrenador siempre quiso que jugara. Estaba perdido, estaba nervioso y enfadado con todo. No lo mostré, pero en el campo el fútbol se acabó para mí. Ya no quería jugar al fútbol, lo pensaba todo el tiempo”, concluyó Nasri.

Escrito por: Miguel Cárdenas / @mcardenasfc
Foto y fuente: Marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba