Luis Jiménez completó una tarea pendiente: coronarse con Cardenales

Luis Jiménez, slugger histórico de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), completó en la temporada 2019-2020 una tarea que tenía pendiente: titularse con Cardenales de Lara, el club para el que prestó sus servicios en 14 de 19 campañas.

Jiménez, un pelotero de 37 años, necesitó jugar 187 duelos de playoffs para conquistar el cetro con los pájaros rojos. No resultó fácil. Estos últimos requirieron de siete cotejos para doblegar 4-3 a Caribes de Anzoátegui en la reciente Gran Final de la LVBP.

“El Gigante de Bobare”, que consiguió sus dos primeros cetros con La Tribu –uno como refuerzo y otro como parte de la nómina del club-, aseguró que consagrarse con Lara representa uno de los momentos más emotivos de su trayectoria en un circuito criollo, donde acumula 101 jonrones disparados en partidos de ronda regular.

“Para mí, este campeonato es bastante especial, porque mis compañeros. Lo conseguimos después de remontar una desventaja de 3-2 (en la llave)”, señaló Jiménez en una entrevista concedida el lunes a Aquiles Estrada, comentarista de DirecTV Sports, mientras celebraba la coronación de los alados en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto. “Voy a disfrutar este triunfo por muchísimo tiempo”.

Jiménez tomó su revancha contra

Para el corpulento atleta, el haber ayudado a la aves a doblegar a los indígenas resultó muy satisfactorio. ¿La razón? Fue cambiado, a principios de cita, de las filas portocruzanas a las barquisimetanas, porque “no tenía cabida en el elenco oriental”.

La transacción se concretó el 20 de noviembre de 2019 y en la misma, Jiménez, primera base y bateador designado, pasó de Anzoátegui a Lara a cambio del lanzador Alex Torres, quien no intervino en un solo desafío de la postemporada, pese a formar parte del róster caribista.

“Ese movimiento sólo ellos (Caribes) saben por qué lo hicieron. No te voy a negar que ganar este gallardete me resulta doblemente especial, porque lo logré con Cardenales y tras batir a Caribes”, agregó el “leñador” que sonó .286 con un doble, un cuadrangular, cuatro empujadas y una anotada en el cruce por el gallardete.

Respeto por los aficionados

Jiménez, quien exhibe una media al ataque de .300 con 21 tubeyes, tres tripletes, 37 vuelacercas, 139 producidas y 104 marcadas de por vida en la “Fiesta de Enero”, aseveró que respeta a los seguidores de Caribes, porque trabajó para ese equipo por cuatro citas.

“Con Caribes pasé cuatro extraordinarios años y por eso lo respeto, al igual que a los aficionados de ese conjunto, porque soy de los que piensa que los orientales son bastante amigables y conocedores de la pelota, además de bastante respetuosos. Sin duda, esta final la ganó Lara porque hizo mejor las cosas y también porque cometió menos errores que Anzoátegui, algo que define cruces tan cerrados y parejos”, concluyó Jiménez, quien en la LVBP también prestó sus servicios para Bravos de Margarita.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de Prensa Cardenales de Lara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba