Crujir de bielas: Vuelta al Táchira (III)

Tercer crujir de bielas. Tras la reflexión y la organización de la cita, nos adentramos en la previa de los equipos. La concentración del equipo Gobernación de Miranda es en la Posada El Compositor en Táriba (Municipio Cárdenas). Allí el grupo de corredores cuenta con nueve jóvenes con mucha tela por cortar y aspiraciones de buscar posiciones de honor en la Vuelta al Táchira.

El conjunto mirandino tiene a Franklin Chacón al frente. Ciclista de una familia tachirense que ha logrado grandes faenas en el pelotón nacional por décadas. Como miembro de una cuarta generación donde se fusionan los apellidos Ortega, Méndez y Chacón se convierte en una gran carta para el conjunto de los Valles del Tuy.

Méndez será dirigido por Julio Hernández, quien apoyará al pilar de este equipo, Francisco Pazos Jr., quien apenas se recupera de un impactante accidente. Hernández es un veterano del ciclismo y su relación con El Vigía le une a muchos aspectos históricos del pedal nacional.

Este grupo contará con el sobrino de Leonardo Sierra, el ganador de Aprica en el Giro de Italia 1990 y precursor del ciclismo criollo en Europa. Jackson Sierra es como la aparición de un clon del merideño. Mismo porte, cabello y forma de expresarse.

Con humildad acepta su primera participación en el giro Andino y asume el día a día con los consejos de un tío, ganador de la Vuelta al Táchira en la década del 90, en una de las tres realizadas en el mes de septiembre.

A ellos les acompañan Alexander Villasmil, Pedro Sequera, Luis Pinto, José Castillo, Jesús Villegas, Rubén Flores, Jefferson Chía y Jackson Sierra. La mayoría del grupo es de Nirgua pero Flores y Chacón son los puntales de la organización.

El grupo cuenta con una dotación de bicicletas Trek color azabache y su preparación fue puntual para el terreno llano en un grupo y los escaladores afrontaron una dura tarea en el páramo merideño.

Claves de la Vuelta al Táchira

El punto por punto entregado por el comité organizador no cuenta con una fidelidad extrema. De hecho pudimos tomar el satelital y reconfigura nuestra apreciación de la carrera.

Será la jornada de Borotá la clave en esta historia. Romperá el lote. Es una fractura inminente donde los equipos con menor pluralidad para este terreno pueden verse muy perjudicados.

El congresillo técnico de la carrera se realizará el sábado 11 de enero en Lidotel. Allí se espera la presencia de 11 equipos venezolanos y 7 extranjeros para una suma posible de 100 corredores.

En está ocasión, por primera vez en mucho tiempo, Colombia asiste con un grupo nutrido, pleno y esto hace muy interesante la batalla a desarrollarse ente el histórico enfrentamiento entre corredores criollos y colombianos, en esta ocasión con ventaja para los cafeteros cuyas ligas y calendarios superan al nuestro.

Leonardo Sierra arribará a territorio tachirense con tres pedalistas merideños este miércoles.Estos se fusionarán con uno de los equipos loteros.

La reunión de seguridad de la Vuelta se realizó ayer al final de la tarde. Los tramos o vías por donde estará la competencia serán controlados una hora antes de la partida.

Escrito por: Joel Casanova / @joelcasanova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba